La ruta de hoy transcurre en buena parte por la frontera entre países, por pistas y senderos muy marcados, hasta Manttale, cerca de las ventas de Ibardin. Es una ruta fácil, sin grandes pendientes y con unas vistas espectaculares, sobre todo en el tramo de cresterío. Veremos el monte Larun, Peñas de Aya, Mendaur, el lago de Xoldokogaina, y buena parte de la costa vasca.

Visualiza el 3D INTERACTIVO DE LA RUTA CLICKANDO AQUÍ (deja unos segundos para que el mapa cargue completamente).

A continuación, te dejamos la opción de DESCARGAR EL TRACK y ver CÓMO LLEGAR AL PUNTO DE PARTIDA.

Esta ruta comienza en el parking junto al parque de bomberos de Bera. Los primeros pasos los daremos por un pequeño sendero a la derecha del edificio de los bomberos. Puede resultar complicado encontrarlo, por lo que recomendamos seguir el track.

Una vez iniciado el camino, no tiene mucha pérdida. Dejaremos un pequeño tramo algo estrecho y cerrado y comenzaremos a caminar por un sendero junto a una cerca. A nuestra izquierda tendremos unas vistas muy bonitas del pueblo.

Sendero con cercado a la izquierda y caserío al fondo
Sendero con cercado a la izquierda y caserío al fondo

Si seguimos caminando, llegaremos a un caserío. Lo más reconocible de este caserío es un perro algo «cascarrabias» que ladra a todo el que pasa. Pero tranquilidad, siempre está atado, así que no hay peligro xD.

Justo después de pasar el caserío, empezaremos a caminar sobre cemento. Es un tramo muy corto, ya que al pasar unos 100 m, abandonaremos ese camino, justo en la curva de 180º. Ahí, tomaremos un sendero que sube, junto a un pequeño arroyo.

A partir de aquí, es importante seguir el track, para no perderse en ninguna bifurcación. Realmente, no hay mayor problema, ya que «todos los caminos llevan a Roma», y acabaremos llegando a nuestro destino. Pero no queremos andar de más, ¿verdad?.

El primer cruce importante tiene 4 caminos. El camino desde el que venimos, un camino recto hacia una pista de cemento, y dos pistas a la derecha. De esas dos pistas, seguiremos por la que está más a la izquierda. Es un sendero ancho y muy pisado, por el que transitaremos sin dificultad.

El siguiente punto es una bifurcación con dos senderos muy anchos. Tomaremos el de la derecha, que es el que asciende ligeramente.

Aquí tomaremos el sendero de la derecha

Seguiremos el camino, con otro cruce de varios caminos. Hemos realizado la ida por uno de ellos, y la vuelta por el otro. De todas formas, es más cómodo el camino que va más a la izquierda.

Pasaremos junto a otro caserío con perros atados (de los que ladran) y un gran prado con bonitas vistas de Larun a nuestra derecha. Hasta llegar a otro gran cruce.

Aquí tomaremos el camino que va más a la izquierda de todos. Seguiremos por la senda principal hasta llegar a un descampado con prados. Aquí hay otra bifurcación, donde tomaremos el camino de la derecha, entre los dos prados.

A partir de este punto, deberemos seguir el camino principal. Hay alguna bifurcación, por lo que de nuevo, es importante seguir el track.

Si seguimos este camino, llegaremos a la primera muga de la jornada. La muga 5, que marca que estamos en la frontera con Francia. Aquí giraremos a la derecha, por la pendiente más grande que deberemos pasar en esta ruta.

Cuesta subida tras muga 5

Tras realizar esta subida, empezaremos a recorrer el cresterío que nos lleva hasta Manttale. El sendero está muy marcado, por lo que no tiene pérdida.

Iremos recorriendo las mugas, con Peñas de Aya detrás nuestra y Larun enfrente. Es un tramo precioso, en el que coronaremos pequeñas cimas como Akozpe (384 m), Arranoko Harria (475 m) o Zigorriaga (549 m). Al mismo tiempo, pasaremos las mugas 6, 7, 8 y 9.

Muga 8 con el mar de fondo
Muga 8 con el mar de fondo

Cuando lleguemos a la 10, llegaremos a nuestro destino, Manttale. Aquí podemos deleitarnos con las vistas allá donde miremos. En un lado Larun, en otro la costa, en otro Mendaur y en otro Peñas de Aya. ¡Hay donde elegir! Desde aquí se puede llegar fácilmente a las ventas de Ibardin, aunque no las visitaremos en esta ruta.

Vista de Larun desde Manttale

Una vez nos hayamos deleitado con las vistas, comenzaremos a bajar. Lo haremos hacia los puestos de caza, a la derecha del camino del que veníamos. Es una pendiente bastante pronunciada.

Seguiremos el camino recto, y comenzaremos a bajar. Volveremos a conectar con el camino de la venida, así que es fácil ubicarse. En cualquier caso, por darle variedad a la ruta, hicimos un pequeño cambio. Tras pasar el prado que vimos a la ida, podemos tomar un sendero que discurre por la izquierda. Es más empinado que a la ida, pero también más corto.

Volveremos a conectar con el camino de ida en un cruce de caminos. Es muy tentador seguir por el camino recto y llano en este punto, pero deberemos tomar el segundo sendero desde la izquierda, que baja.

A partir de aquí, es deshacer el camino andado, por lo que es sencillo.

Esperemos que te haya gustado, ya que es una ruta que merece mucho la pena, y te animes a hacerla.

Un saludo!

Si te ha gustado, comparte

2 thoughts on “MANTTALE ruta por las mugas de Ibardin”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.