Bonita ruta circular en la Sierra de Urbasa. Partimos del pueblo de Iturmendi, ascendemos hasta el espectacular Ojo de Iruaitzeta y terminamos coronando Santa Marina tras visitar su ermita. Desde lo alto veremos perfectamente las sierras de Aizkorri, Altzania y Aralar, Udalaitz y en días soleados podremos intuir la cima de Anboto y el mar tras la rocosa cima del Ernio.

Visualiza el 3D INTERACTIVO DE LA RUTA AL OJO DE IRUAITZETA CLICKANDO AQUÍ (deja unos segundos para que el mapa cargue completamente).

A continuación, te dejamos la opción de DESCARGAR EL TRACK y ver CÓMO LLEGAR AL PUNTO DE PARTIDA.

Empecemos. La ruta de hoy transcurre por la sierra de Urbasa. Es una ruta tranquila casi al cien por cien por senderos. Nuestro objetivo es visitar el espectacular ojo de Iruaitzeta y la cima de Santa Marina, con la ermita del mismo nombre a pocos metros.

Comenzamos en el pequeño pueblo de Iturmendi, dejando el coche en la plaza del Ayuntamiento. Comenzamos a ascender según nos marca el track. Subiremos por un camino y bajaremos por otro. El de subida está algo más embarrado y el de bajada algo mejor, por lo que el que lo desee puede realizar la ruta subiendo por nuestro camino de bajada.

En cualquier caso, nosotros elegimos subir por este lado. Seguiremos las señales que marcan Santa Marina. Hay alguna que otra bifurcación, por lo que recomendamos seguir el track. En cualquier caso, entre las señales a Santa Marina y que el camino que seguimos es el que asciende más directamente, no hay mayor pérdida.

Esta senda nos llevará a un collado, con la ermita de Santa Marina frente a nosotros. Cuando lleguemos a este punto, nosotros giraremos a la izquierda, dirigiéndonos hacia Iruaitzeta.

Collado con Santa Marina al frente
Collado con Santa Marina al frente

Aquí nosotros cruzamos la alambrada para caminar por suelo más cómodo. Más adelante, la volveremos a cruzar hacia el otro lado, siguiendo lo marcado en el track GPS.

Siguiendo en esta dirección, nos adentraremos en un pequeño bosque, donde el camino se difumina ligeramente. Seguiremos en la misma dirección, terminando en el Ojo de Iruaitzeta.

Lo bordeamos por la derecha, y llegamos a un gran tobogán de hierba. Aquí el ojo queda a nuestra izquierda, y una gran roca con forma de perro (o eso nos pareció 😅) a la derecha.

Iruaitzeta- Tobogán de hierba
Iruaitzeta- Tobogán de hierba
Iruaitzeta- Roca con forma de perro
Iruaitzeta- Roca con forma de perro

Como no podía ser de otra manera, nos adentramos en el ojo. Esta formación rocosa es preciosa, y las vistas desde aquí están a la altura. Especialmente las vistas de la sierra de Aizkorri son de las que quitan el hipo. También Udalaitz y la punta de la cima de Anboto.

Ojo de Iruaitzeta
Ojo de Iruaitzeta

Una vez sacadas las fotos de rigor (haced espacio en la memoria para las fotos, no serán pocas 😅 📷) nos disponemos a visitar Santa Marina.

Para ello, tendremos que volver hacia la dirección por la que hemos venido. Una opción es volver por donde hemos ido, pero si estás con ánimo un poco más aventurero, nuestro track te da otra opción.

Nosotros hicimos una pequeña trepada, subiendo unos pocos metros para ir en paralelo al camino de ida que iba por el bosque. El camino del bosque es algo incómodo y pasando la trepada, tienes una alternativa donde el camino es algo más agradable.

En cualquier caso, no es nada complicado. Seguimos caminando por una preciosa pradera verde, adornada con pequeñas rocas que sobresalen. En el horizonte vemos la ermita de Santa Marina, y caminamos hacia ella según nos guía la vista.

Ermita de Santa Marina
Ermita de Santa Marina

Una vez visitada la ermita, seguimos caminando en la misma dirección, hacia la cima de Santa Marina. Aquí un bonito buzón corona la cima, y las vistas de las sierras de Aizkorri, Aralar y Altzania son perfectas. En días soleados, podremos incluso ver el mar y el monte Ernio asomarse.

Cima de Santa Marina 1064 m
Cima de Santa Marina 1064 m

Tras deleitar nuestros ojos volvemos sobre nuestros pasos. Lo haremos hasta el collado al que llegamos en la subida. Seguiremos bajando por el camino de ida hasta el punto que indica el track para seguir recto. A partir de aquí, el camino está señalizado con marcas amarillas y blancas. En cualquier caso, conviene seguir el track para no tomar ningún desvío equivocado.

Pasar portón con marcas blancas y amarillas
Pasar portón con marcas blancas y amarilla

En este descenso, caminaremos casi todo el rato por camino de tierra. También pasaremos un portón con marca amarilla y blanca. Más adelante, el camino está hormigonado y como marca el track, deberemos girar a la izquierda hacia Iturmendi en el momento indicado.

Giro izquierda

Tras este giro, veremos la ermita de San Pedro, y siguiendo el camino llegaremos al punto de inicio en Iturmendi.

Es una ruta muy bonita, fácil y con vistas espectaculares, por lo que la recomendamos encarecidamente. Esperemos que te animes a hacerla, si es así, no dudes en dejar un comentario contando tu experiencia.

Un saludo, y hasta la próxima ruta!

Si te ha gustado, comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.